Saltar al contenido

Silicona Antimoho en el Baño y la Cocina

Te contaremos cómo colocar silicona antimoho para que mantengas tu baño y cocina limpios y saludables.

Uno de los peores problemas que se padece en la cocina y en los baños es que la silicona llega un momento en el que se convierte en un espacio lleno de moho. Es algo que produce asco y además demuestra que necesita un mantenimiento.

El primer paso es retirar la silicona vieja

Lo primero, por supuesto es que quites el moho viejo que tienes acumulado en la cocina o baño.

Para ello vas a emplear una espátula, cuter u hojilla de afeitar, lo harás con cuidado de no manchar las superficies. Cuando la hayas retirado toda seguramente quedará una estela que no sale y no quieres insistir para no rayas la superficie.

En estos casos puedes utilizar algún disolvente para siliconas, alcohol, gasolina o acetona, con esto podrás terminarlo de quitar

Esto sí, prueba primero en un lugar puntual antes de dar el paso a hacerlo completo, a fin de evitar que se manche con el químico.

Luego que lo hayas retirado todo, limpia completamente, deja seco y allí sí se podrá aplicar la silicona nueva.

Para ello necesitarás la silicona nueva, el aplicador, una esponja y agua jabonosa.

Aplicar la nueva silicona antimoho

Ahora que tienes todo listo para aplicar la silicona, comienza colocando cinta adhesiva alrededor de las áreas que llevan silicón.

Aplica la silicona con cuidado en todas las partes y al final con el dedo mojado con agua jabonosa, alisa todo el camino de la silicona para darle más estética.

Retira la cinta adhesiva y deja secar, de este modo ya tienes la silicona nueva y lista para utilizar.

Cómo evitar que haya moho en la silicona

Aunque no se puede evitar del todo, sí que se puede alargar la llegada de esta tomando algunos hábitos en casa que servirán para lograrlo.

Lo primero es que ventiles con frecuencia, no dejes ese baño encerrado todo el tiempo, cuando la abres la ducha se seca más rápido y así no se queda esa humedad acumulada.

Si tu baño tiene cortina, estirala bien para que no se haga moho en esa parte y de allí su campamento base, se traslade.

Cuando limpies, hazlo con lejía, las paredes, los sanitarios, todo esto, también puede usar cloro. El moho y ellos no se la llevan bien. Lava cortinas y alfombras al menos cada semana.

Revisa frecuentemente que no tengas fugas o filtraciones, estas son expertas en crear moho.

Cuando lamentablemente se instale el moho en el baño o la cocina, simplemente opta por cambiar la silicona afectada, así mantendrás al margen el mal.

Ya conoces cómo quitarla y volverla a aplicar, es muy fácil y así dedicas un rato de bricolaje al hogar.

Cuando vayas a cambiar la silicona antimoho, elige la que es para baños que es más resistente. La silicona para baños es especial para las áreas que sufren más humedad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)