Saltar al contenido

Quitar la silicona del cuarto de baño de manera fácil

Quitar la silicona del cuarto de baño es un paso que tenemos que hacer en algún momento de nuestra estadía en ese inmueble.

Por lo general este dura mucho tiempo pero llega un momento en el que pierde consistencia. A continuación te contaremos cómo quitarlo de manera fácil.

Quitar la silicona

Cómo limpiar y quitar la silicona del baño

Siempre tenemos en el baño la silicona en las grietas de las baldosas, la ponemos en los grifos del lavabo, y en áreas por donde pasa el agua, no queremos que esta penetre y termine arruinando las paredes.

Cuando la silicona se deteriora sucede lo que queremos evitar, se cruza el agua.

Herramientas y pasos necesarios

Quita la silicona de manera fácil siguiendo estos pasos:

Comienza limpiando toda el área donde vas a trabajar, dejándolo seco y limpio, allí procedes a pasar cortes en el silicón y luego una espátula para ir raspando poco a poco el área.

También puedes echar agua caliente para que se ablande la silicona y así poderla cortar con más delicadeza y sin peligro de que vayas a rayar la zona con el cuter o la espátula.

Una cuchilla de afeitar es una excelente herramienta para quitar poco a poco la silicona que se haya ablandado.

Al final puede que la parte dura de la silicona la tengas que eliminar con algún disolvente.

Para quitar silicona bañera, la acetona puede ser una buena aliada, porque al rociar esa parte, comienza a ablandarse y a soltar.

Allí aprovechas y la quitas totalmente.

Cuando has terminado el proceso, tienes que hacer una limpieza, aplicas algún producto de limpieza, algo que elimine el moho y listo, lo dejas limpio.

Luego dejas que el área se seque bien y procedes a poner la silicona de nuevo.  

Cómo limpiar la silicona fresca

Si luego de quitar la silicona de la bañera, pusiste la nueva y no te fijaste que quedaron manchas, tienes que limpiar.

Entonces cómo limpiar la silicona fresca, para ello acude pronto a la espátula y comienza a raspar para eliminar toda la silicona recién puesta, cuando termines pasa un paño húmedo por el área.

Si la silicona recién puesta está todavía fresca, puedes preparar un poco de agua jabonosa. Mójate el dejo con ello y pasarlo por toda el área eliminando los residuos. Así se quedaría la superficie bastante homogénea y agradable a la vista.

Te limpias los dedos con papel y sigues repitiendo la operación hasta que quede todo limpio.

Al final pasas un paño con cuidado y listo, baño limpio y con silicona nueva.

Como ves no es tan difícil quitar la silicona vieja y remplazarla por otra de nueva.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)